dimecres, 5 gener de 2011

Remedios de nuestros antepasados

Desde tiempos muy remotos, desde tiempos de la prehistoria, mucho antes que Alexander Fleming en el St Mary´s Hospital de Londres en 1929 descubriera la penicilina, los humanos empezaron a utilizar hierbas medicinales como remedio para curar sus dolencias.

Al principio las empezaron a utilizar las llamadas popularmente por la gente de la época como curanderas. Pero muy pronto se convirtieron, más por necesidad que por ninguna otra razón, en el remedio para curar toda clase de dolencias. Y esa costumbre perduró durante muchos años, aunque durante unos años (debía ser por la década de los 80) pareciese que en muchos lugares se estaba perdiendo esa costumbre.

Ahora, cuando la medicina moderna parece estar en todo su apogeo y cada día más se están invirtiendo grandes fortunas en nuevos fármacos que parece que en el futuro podrían solucionar todos los problemas de salud que puedan surgir, la llamada medicina natural vuelve a tener muchos adeptos.

Muchas personas conocen y utilizan algunos remedios para curar algunas de las dolencias más comunes que suelen afectar a la mayoría de los seres humanos.

Algunos de ellos son muy conocidos y comunes, como por ejemplo los siguientes:

- El tomillo tiene poderes antioxidantes y desinfectantes.

- La hierba llamada María Luisa es buena para el dolor de vientre.

- La albahaca es para los riñones.

- Las hojas de col son un buen remedio para las úlceras de las piernas.

- La lechuga cocida adelgaza.

- El hinojo es un buen remedio para hacer la digestión.

- El perejil hervido abre el apetito.

- El romero para el hígado y el reuma.

- Las semillas de calabaza para parásitos intestinales.

- La cebolla es diurética y también sirve para curar heridas.

- El anís y el comino son buenos para los gases.

- La ruda es abortiva.

- El laurel para la bronquitis.

- El eucalipto para los resfriados.

- La raíz de granada para la gota.

- La camomila tiene muchas virtudes: es buena para la digestión, es tranquilizante y es buena para calmar la irritación de los ojos.

- La miel con limón y agua caliente para las irritaciones de garganta.

- La salvia para los nervios y la menstruación.

- El aloe vera sirve para curar, calmar quemaduras, cicatrizar heridas, además de ser un buen aliado para el cuidado de la piel. Hoy en día se puede encontrar en muchos productos y cosméticos para el cuidado diario de la piel.

- Un buen cosmético natural para la piel seca y madura consiste en usar una vez por semana una mascarilla natural que consiste en triturar con la ayuda de una trituradora eléctrica 3 cucharadas de un buen aceite de oliva lo más natural posible junto a 1 cucharada de zumo natural de limón y un buen puñado de hojas de perejil. Se debe triturar todo bien durante varios minutos hasta conseguir que esté todo bien mezclado. Luego guardar en un tarro de cristal previamente esterilizado en agua hirviendo. Y guardar el tarro bien cerrado después de cada uso en un lugar fresco.

- El romero se usa también para calmar los dolores de golpes y torceduras. La forma en que se suele utilizar para este fin es el alcohol de romero que se obtiene poniendo en una botella bastantes hojas de romero, añadiendo alcohol de 96 grados y dejando macerar durante 4 días a la sombra al aire libre.

- También se puede utilizar el romero siguiendo los mismos pasos pero en vez de alcohol poner aceite de oliva o de girasol y de esta forma es bueno para hacer masajes para el buen funcionamiento de la circulación sanguínea.

En la naturaleza no solo se encuentran buenos remedios en las hierbas medicinales. También se pueden encontrar cosas que son buenas para la salud en las frutas y las verduras, ya que en ellas al consumirlas podemos encontrar beneficios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

- Como por ejemplo las infusiones que podemos tomar todos los días y que con su consumo estamos ayudando a nuestra buena salud. Como por ejemplo tomar a media mañana un té verde o blanco que, aparte de estar deliciosos, son diuréticos y antioxidantes. O tomar una infusión de manzanilla después de la comida la cual nos va a ayudar a digerir mejor los alimentos y a estar más relajados y por tanto dormir mejor.

- Otra de las buenas costumbres que deberíamos adquirir es la de comer más fruta ya que, aparte de que consumiremos las vitaminas que nuestro cuerpo necesita, podemos tomar aquellas que nos pueden ir mejor en cada ocasión. Como por ejemplo comer como postre después de una gran comilona una buena ración de piña natural que, aparte de ayudarnos a hacer mejor la digestión, como es diurética nos va a ir bien para depurar nuestro organismo. O tomar cítricos como la naranja, la mandarina y todas aquellas frutas ricas en vitamina C que nos van a ayudar a prevenir resfriados, y no nos olvidemos del rico plátano que nos aporta potasio.

- Una buena y rica receta esta vez para los calurosos días de verano en que el calor nos invita a tomar bebidas refrescantes es poner en una jarra agua con el zumo de 1 o 2 limones y unas cuantas hojas de menta fresca y, si nos gusta algo dulce, añadirle unas cucharadas de azúcar de caña, removerlo todo y ponerlo en el frigorífico. Ya podemos consumir una bebida sana, refrescante, y deliciosa.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada